CENTRO CIVICO EN ZAMORA    (En proceso) 

CONCURSO: 1er PREMIO

2020

 

En colaboración con Isuuru Arquitectos

La propuesta presentada supone una puesta en valor del edificio existente. Se trata de un  ejemplo de arquitectura brutalista, realizado por el arquitecto Antonio Fernández Alba en el año 1977; un prototipo de edificio destinado a laboratorios de control de calidad, oficinas y almacenes, realizado para el INCE, que se construyó en varias ciudades españolas como Málaga, Palma, Badajoz, entre otras, además de las que nos ocupa, Zamora. 

 

Este prototipo se adaptaba a las condiciones concretas de cada solar en función de la topografía existente, a través de un sistema de rampas y escaleras, cuya solución variaba según las condiciones locales de cada emplazamiento. 

 

Para intervenir en un edificio de estas características es importante entender dónde reside la esencia del edificio, los elementos, sistemas y condiciones que le otorgan el valor arquitectónico. En este sentido, entendemos que, el edificio de Fernández Alba, se caracteriza principalmente por ser un prototipo, un “templo exento”, que se expresa a través de un riguroso sistema estructural y constructivo.

 

Por este motivo, Los nuevos volúmenes propuestos, hacen del sistema estructural y constructivo su razón de ser, proponiendo una continuidad teórico-conceptual con el edificio preexistente. Así, las dos piezas propuestas, se plantean siguiendo los ejes cartesianos que prevalecen y ordenan el edificio de los laboratorios, de forma que los tres volúmenes que albergan los usos del Centro Cívico se entiendan como un conjunto armónico. 

Colaboradores; Daniel García Parras, Salva Salgado Alcaraz

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Francisco Javier Muñoz Blázquez

Llamar