CONCURSO PARA 17 VIVIENDAS SOCIALES EN MOLLINA

2007

 

¿Se puede realizar una arquitectura de interés, acentuando y considerando las limitaciones económicas y funcionales?

¿Puede, la Arquitectura tradicional servir aún de fuente de inspiración en los inicios del siglo XXI, sin caer en el tópico de lo inmediato?

¿Puede realizarse una Arquitectura rica y compleja a partir de una programa de mínimos con unos fuertes condicionantes económicos? 

 

Los espacios nacidos de la racionalidad constructiva y la reducción de elementos no están exentos de una tranquilizadora lógica, de una mágica luz, que fomentará el crecimiento personal del individuo dentro del ámbito familiar, primera célula de la sociedad, verdadero objetivo de cualquier proyecto de promoción pública. Por otra parte el los volúmenes facturados, nos trasladan a una arquitectura primaria, vernacular, sin renunciar a un arraigo profundamente anclado en la modernidad, resultado de la contención que suponen las reglas, la renuncia y el silencio.

 

 

Colaboradores: Fco. Villén Real

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Francisco Javier Muñoz Blázquez

Llamar