19 VIVIENDAS, LOCALES Y APARCAMIENTOS.Carretera de otiñar. JAÉN.

2000

 

En colaboración con

Eduardo Duro Almazán

 

 

La implantación en el solar se hace ajustándose a la morfología del terreno, buscando un aprovechamiento óptimo y dentro de la normativa vigente.

 

Formalmente se plantean dos lineas  de edificación:

La primera discurre paralela a la Carretera de Otiñar, posee tres alturas mas aprovechamiento bajo cubierta, y en ella se plantean 12 viviendas y dos locales comerciales en planta baja. Para adaptarse a la pendiente de la calle se escalona en la mitad de su fachada, produciendose en este punto uno de los dos accesos al patio interior que servira de acceso a los 3 portales del edificio.

 

La segunda discurre paralela a la Cuesta del Molinillo y se gira al llegar a la medianera, con el fin de cubrir en la medida de lo posible la misma. En ella se plantean 7 viviendas y los tres estudios destinados a despachos profesionales. En la unión con la primera línea de edificación  se plantean un núcleo de comunicación, común a ambas,  produciéndose en planta baja el segundo acceso al patio interior de distribución. De esta manera quedan separadas, uniéndose solamente por las galerías del núcleo de comunicaciones. Esta segunda franja de edificación se escalona en dos ocasiones debido a la pronunciada pendiente de la calle.

 

Estéticamente el edificio pretente responder a su entorno más próximo, diverso y desordenado; propio de un barrio periférico como es el de la Alcantarilla. Partiendo de un planteamiento unitario, conjuga diversos elementos tradicionales de la arquitectura andaluza, como son el patio-distribuidor, los materiales, el color (mortero monocapa acabado en blanco y ladrillo), con otros más propios de la arquitectura actual, como las tipologías usadas, pasarelas..etc.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Francisco Javier Muñoz Blázquez

Llamar