IGLESIA DEL CERRADO DE CALDERÓN, MÁLAGA

 

2000

En  colaboración con.

Carlos Lanzat Díaz, Miguel Ángel Villa López

 

 

El fuerte desnivel topográfico y la geometría curva de la Calle Flamencos condiciona la estrategia planteada.

 

A nivel de calle y sobre rasante se proyecta el espacio más importante, el templo, con sus dependencias anexas de sacristía y capilla de diario. 

Bajo rasante se disponen los salones, despachos parroquiales y el columbario ubicado bajo el presbiterio.

 

El espacio interior se ha concebido como una envoltura de múltiples pliegues por los que se introduce la luz natural, que caracteriza este espacio de forma cambiante según la hora del día. Su concepción y disposición de piezas responde a las necesidades de la liturgia católica.

 

Se trata de  un espacio alegre, inundado de luz, que debe cumplir un doble cometido; el encuentro entre los fieles y la oración.

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Francisco Javier Muñoz Blázquez

Llamar