CONCURSO  PARA LA SEDE DEL COLEGIO DE INGENIEROS INDUSTRIALES DE CÁDIZ.

2002

 

En colaboración con Oscar Muñoz Blázquez, Ingeniero Industrial

 

Se propone, distinguir los usos por plantas, clarificando el funcionamiento de los mismos y separándolos según la distinta naturaleza de cada uno. El programa, se compone de cinco grandes bloques bien diferenciados, aparcamientos, usos culturales, gestión colegial, desarrollos industriales y tecnológicos, y uso lúdico al aire libre. 

Los valores constructivos y tecnológicos del edificio se ponen al servicio del edificio y el entorno, y no al contrario, entendiendo pues, que si bien la construcción del edificio responde a los mayores avances tecnológicos del momento, estos, nunca se utilizan de manera gratuita ni pretenciosa.

Además, se ha pretendido que, a través de mecanismos racionales y tecnológicos se ahorren esfuerzos energéticos y económicos importantes a lo largo de la vida del edificio, estableciéndose como referente de una manera de pensar de la sociedad profesional a la que representa. 

La apuesta tecnológica sería la concepción de una estructura sencilla, una distribución eficaz y clara, una elección de sistemas constructivos adecuados a cada uso que multipliquen las posibilidades del edificio, y una racionalidad energética que suponga un alto ahorro y confort. 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Francisco Javier Muñoz Blázquez

Llamar